DISCOS

MODELO DE RESPUESTA POLAR – “El cariño”

MODELO DE RESPUESTA POLAR – “El cariño”

MODELO DE RESPUESTA POLAR

“El cariño”

Sello: Limbo Starr

 

Por Javier Escorzo

 

MRPTras las buenas sensaciones dejadas por “Así pasen cinco años” (2012, Limbo Starr), Modelo de respuesta polar vuelve con su segundo LP, el recién publicado “El cariño”. Diez nuevas canciones en las que la banda valenciana corrige y aumenta muchas de las virtudes ya apuntadas en su opera prima.

Musicalmente “El cariño” discurre con calma y naturalidad. Predominan los medios tiempos cálidamente electrificados en los que la quietud de algunos pasajes (“Toda la vida”) no hace sino potenciar la intensidad de otros (“Tan blanco”). Las canciones crecen y siguen su propio camino; en la mayoría de los casos presentan estructuras atípicas, casi siempre sin estribillo. En ocasiones el protagonismo recae sobre las partes instrumentales (“El cariño”, “Del amor conocido”), pero también los silencios son importantes. Hay espacios entre las capas de sonido a través de los cuales las canciones respiran. El mérito de la producción hay que atribuírselo a Suso Sáiz, un tipo que viene de la vanguardia pero que, curiosamente, en los últimos años también ha participado en grandes obras de estilo más clásico (Diego Vasallo, Duncan Dhu, Iván Ferreiro, Cristina Lliso…).

Pero hay algo que hace de Modelo de respuesta polar un grupo singular, y ese algo son sus letras. Sobre el confortable lecho sonoro descansa la voz de Borja Mompó, que sin apenas inmutarse recita frases escalofriantes. Y es que aunque el disco se titule “El cariño”, sus canciones duelen. O quizás se refiera al cariño que queda cuando desaparecen la rabia, el desencanto y la inseguridad que afloran tras el fin de cualquier relación. Porque paradójicamente, “El cariño” es un disco de ruptura. Sólo en clave de inseguridad pueden interpretarse frases como “No quiero que aparezca de nuevo alguien mejor”. Sólo en clave de desencanto pueden interpretarse frases como “No quiero que veas nuestra vida como algo de lo que ahora quitarnos”. Y sólo en clave de rabia pueden interpretarse frases como “A mí Madrid ya no me interesa y tú te sientes tan realizada que me das asco. Te quiero”.

Quizás sea esta última frase la que mejor resuma el espíritu del disco y la ambivalencia en la que se mueven sus canciones, que reflejan las contradicciones más primarias, las que forman la naturaleza humana. Eso es Modelo de respuesta polar: una nueva forma de decir te quiero.

happy wheels

indistanea

mayo 26th, 2014

No Comments

Comments are closed.