ENTREVISTAS

Entrevista a LOS ZIGARROS

Entrevista a LOS ZIGARROS

¿Cansado de música aséptica? ¿Las canciones que escucha en la radio le parecen deplorables? ¿Echa de menos la pasión de antaño? ¿Añora las letras políticamente incorrectas? ¿Las guitarras poderosas? ¿La rebeldía? Si es así, está usted de suerte, porque hay un nuevo grupo capaz de ofrecerle lo que necesita: Los Zigarros. Olvídese del tabaco mentolado y aspire una calada de buen rock’n’roll directa al pulmón. Y las Autoridades Sanitarias que digan lo que quieran.

Por Javier Escorzo

 

P.- Antes de formar Los Zigarros, Álvaro y tú (Ovidi) tocabais juntos en Los perros del boogie, una banda que se movía en unas coordenadas estilísticas similares a las que utilizáis ahora. ¿Por qué decidisteis emprender este nuevo proyecto?

R.- En Los perros del boogie estábamos seis personas, la típica movida de cuando empiezas con tus colegas y de repente la historia comienza a funcionar, hay que tomar decisiones, todo el mundo tiene su opinión y aquello se convierte en un lío. La gente tenía prioridades distintas en la banda… Es la historia de siempre. El peso compositivo era absolutamente nuestro, así que Álvaro y yo decidimos montárnoslo por nuestra cuenta.

P.- Precisamente en el primer disco de Los perros del boogie colaboró Carlos Tarque (M Clan), que ahora vuelve a hacerlo en este debut de Los Zigarros. Supongo que la relación viene de entonces, ¿no?

R.- Sí, la relación viene de aquella época, claro. Desde que nos conocimos nos entendimos muy bien y ya es de la pandilla. Por ejemplo ayer estuve comiendo con él aquí, en casa. Es de la pandilla.

P.- Y no sé si fue a través de Tarque como conocisteis a Carlos Raya, productor de M Clan, Fito & Fitipaldis, Rebeca Jiménez…

R.- Sí, por aquella época coincidimos un día con Carlos en casa de Tarque, le enseñamos lo de Los perros del boogie y le gustó mucho. Cuando empezamos este proyecto le preguntamos si quería trabajar con nosotros y aceptó, así que adelante.

P.- ¿Qué ha aportado Carlos Raya a vuestro sonido? Tengo entendido que técnicamente es un fuera de serie, pero que también es muy exigente con los grupos con los que trabaja.

R.- Sí, nos hizo trabajar mucho, pero es que tiene que ser así. A nosotros en su momento nos parecía mucho cambio, porque era como pasar de segunda división a primera, y fue un poco shock. Pero ahora, con el tiempo y la perspectiva, lo veo natural. Si no nos hubiese exprimido igual ahora no estaríamos hablando. Para hacer un buen disco, a no ser que seas un súper capo, tienes que llevar muchos temas para ir descartando.

P.- O sea que habéis descartado en el estudio muchos temas…

R.- Sí, muchísimos. Tiene que ser así: para hacer una cosa bien primero tienes que hacerla mal muchas veces. Estuvimos más o menos un año yendo al estudio de Carlos, enseñándole y probando canciones. Toni en la batería, Carlos en el bajo y Álvaro y yo en las guitarras. Así las fuimos montando, viendo cuáles funcionaban…

P.- Lo cierto es que Carlos Raya tiene muy buen ojo a la hora de elegir con quién trabaja. Otro artista con el que se involucró desde el inicio fue Quique González, y mira dónde está ahora. ¿Qué metas tenéis? ¿Dónde os veis dentro de unos años?

R.- Nosotros queremos ser la banda más grande que podamos ser, como me imagino que le pasará a cualquier banda, aunque no lo digan. Ahora estamos ya empezando a pensar en el segundo disco, que yo tengo muchas esperanzas puestas en él porque sé que será la bomba. Nosotros queremos ser la mejor banda del mundo, evidentemente.

P.- Me gusta esto que dices, porque creo que últimamente la música ha pecado de cierta falta de pretensiones, de querer comerse el mundo. De hecho vosotros, que sí tenéis esa actitud, ya levantasteis mucha expectación incluso antes de que el disco estuviese en la calle. ¿Creéis que se necesita un grupo como Los Zigarros, que mueva un poco el cotarro y reivindique sin complejos el rock’n’roll?

R.- Sí, es algo que todos sabemos. Y si te gusta el rock’n’roll, lo notas. Desde que se separaron Los Rodríguez, que fue la última banda de rock’n’roll digamos con estética y canciones, que a la vez estaban en la radio y a la vez eran muy rock, muy stonianos. Desde entonces, y estamos hablando de mediados de los noventa, no ha habido otra banda en estos términos, quitando a los que ya venían de antes, evidentemente. Y ha habido un hueco que ha sido ocupado por muchas otras cosas, que todos sabemos lo que son. Y de repente ahora parece que ir a un garito con una chupa se ha convertido en algo anacrónico, como del año 83 (risas). Entonces te pones a escuchar música guiri, porque es donde se hace el rock’n’roll. Parece que aquí de repente todo es música de mierda, los bakalas, el regaaeton y los 40 Principales. Y digo Los 40 por eso en lo que se han convertido, porque antes salía Loquillo en Los 40, pero ahora… Es como si la música, el rock’n’roll, fuese algo viejo, algo pasado. Y para mí lo es todo, es mi vida, la razón por la que no estoy deprimido o algo mucho peor.

P.- Has mencionado la radio fórmula. ¿Qué grado de responsabilidad crees que tienen en la situación actual de la música? Porque efectivamente, antes en Los 40 sonaban grupos como Los Rodríguez, Loquillo, Héroes del silencio o Radio Futura, por citar algunos. Y eso les permitía llegar a un gran público, pero sin perder su personalidad, su actitud, su esencia o su sonido, que eran indudablemente rock. Pero desde mediados de los 90 es impensable que grupos así suenen en radios mayoritarias. Por supuesto que sigue habiendo muchas bandas así, pero muy en el underground, ¿no?

R.- Claro. Desde que tengo catorce años estoy en locales de ensayo tocando con bandas. O sea, que llevo veinte años así. En Valencia hay diez naves de ensayo con cuarenta salas en cada una de ellas. Así en cada cuidad de España. Y todo lleno de bandas. A veces me preguntan si el rock ha muerto. ¡Claro que no! Dentro del rock incluyo a cualquier chaval que coja una guitarra y haga música con sus amigos, aunque haga reggae o lo que sea. Y el que lo quiera comprobar, que se dé una vuelta por cualquier local de ensayo. Pero jamás les van a hacer caso, esa es la realidad. Y eso tiene mucho que ver con un conservadurismo casi planetario, un ir dejando progresivamente de lado la cultura. Porque obviamente al de Los 40 le causa menos problemas poner a Rihanna, a Myley Cyrus o a cualquier subnormal del reggaeton que a cuatro melenas, que igual se cagan en su puta madre. Evidentemente es más cómodo poner otras cosas antes que rock’n’roll, que es un arte libre en el que se expresa rebeldía. Yo creo que esto no va a ir a mejor. Sí que puede haber un repunte, y quizás nosotros seamos una puntita dentro de ese repunte, pero somos el ejemplo de que a la gente le interesa esto. También te digo que no hay tantas bandas de nuestro estilo. Yo no conozco cinco bandas que hagan algo similar a lo que hacemos nosotros. Conozco muchas bandas de punk, de hardcore, de reggae, de blues, de funk… Pero no de este tipo de rock’n’roll.

P.- Cierto, y quizás una de las cosas que os distingan del resto es que tenéis una influencias innegables de rock clásico, pero de alguna forma también tenéis un punto de tradición de rock español. Si te digo que “Hablar, hablar, hablar” me recuerda a Tequila, ¿te ofendes o te lo tomas como un halago?

R.- Bueno, lo de Tequila me lo han dicho un montón de veces, y te respondería lo mismo que les he respondido las veces anteriores: entiendo que recuerde a Tequila, porque simplemente es la interpretación del “Some girls” de los Stones en castellano. Yo tengo quince discos de los Stones y sólo dos de Tequila. Pero es que haciendo eso en castellano, suena así, a Tequila. Y por supuesto que Tequila son una influencia, pero la verdadera influencia son los Stones.

P.- Sí, pero en España quizás tendemos a menospreciar nuestra tradición, y cuando los grupos hablan de sus influencias se van a bandas internacionales, que obviamente están ahí, pero rara vez mencionan a otros grupos españoles. Y creo que vosotros sí reivindicáis ese pasado. En esta entrevista has citado a Loquillo y a Los Rodríguez, por ejemplo.

R.- Claro, es que somos fanáticos de Loquillo, de M Clan, de Los Rebeldes, de Héroes, de Los Ronaldos…

P.- El otro día le escuché a Loquillo que lo que él hace es rock español, ese es su género.

R.- Desde luego, y ojalá lo sea. El rock’n’roll es anglosajón, y lo que hacemos nosotros es una interpretación de eso a nuestra manera.

P.- Entendiendo lo de español no tanto como una cuestión de país, sino como una cuestión de idioma. Sin ir más lejos, en el disco hacéis una versión de Pappo, que era argentino. ¿Cómo llegáis a él?

R.- Pues porque soy muy fan de Calamaro, y en la época de “El salmón” vi que habían colaborado,  me puse a investigar y me encantó. Ya con Los perros del boogie hicimos una versión de “Rock’n’roll y fiebre”. Luego tocábamos un tema de Riff (“Que sea rock”). Y con Los Zigarros hacemos “No obstante lo cual”, que la hemos grabado, y en directo también hacemos un blues de Pappo, “Desconfío”. O sea, que realmente le rendimos más tributo a Pappo que a cualquier otra banda guiri. No lo había pensado nunca, pero es que era muy bueno y en castellano dio en el clavo.

P.- Y qué me dices de la gira. Estáis tocando muchísimo, así que supongo que estaréis encantados, ¿no?

R.- Sí, absolutamente. Realmente no sé si hay alguna banda de nuestro tamaño que esté trabajando así. Estamos metiendo entre cien y ciento cincuenta personas en cada ciudad, llenando las salas… Y es que no llevamos ni un año. El otro día en Valladolid, ciento cuarenta personas, y era la primera vez que íbamos. Llevamos unos setenta conciertos, y en números positivos, que es muy complicado hoy en día. No quiero decir la frase, pero no queda más remedio: todo está fatal. Sin embargo a nosotros nos están saliendo muchos conciertos, a la gente que va les está gustando… Estamos muy contentos.

P.- Ahora te toca vender tu grupo: Qué le dirías a alguien que todavía no os conociese para que fuese a veros a la sala Tótem.

R.- Yo soy muy malo vendiéndome, la verdad… (risas). Pero si alguien lee esta entrevista, con lo que ya hemos hablado le apetecerá venir, no tengo que decir mucho más.

happy wheels

indistanea

mayo 8th, 2014

No Comments

Comments are closed.