ENTREVISTAS

Entrevista a JOKIN ZAMARBIDE (Director del Festival Tres Sesenta)

Entrevista a JOKIN ZAMARBIDE (Director del Festival Tres Sesenta)

Este jueves comienza en Pamplona el Festival Tres Sesenta, un evento cultural multidisciplinar. Porque aunque la música será el elemento principal, también podremos disfrutar de otras cosas en la Ciudadela: habrá gastronomía, pinchos, cóceteles, mercadillo… Un festival en el que prima la calidad sobre cualquier otro concepto. El Director del festival, Jokin Zamarbide, nos da los detalles de una oferta que no podemos rechazar.

Por Javier Escorzo

P.- Jokin, tú trabajas en In & Out, empresa que lleva muchísimos años organizando conciertos y eventos culturales. ¿Cómo surgió la idea del Festival Tres Sesenta?

R.- La idea surgió hace tres años. Vimos que los festivales estaban cobrando cada vez más importancia, en detrimento de los conciertos. Nosotros llevamos cerca de treinta años organizando conciertos, en Navarra y en el resto de España. Nosotros somos de aquí, de Pamplona, y hay que recordar que Navarra fue pionera en lo que a festivales se refiere. Los primeros festivales que se pusieron en pie en este país fueron en Navarra hace cosa de cuarenta años, y veíamos que de nuevo estaba floreciendo por todos los sitios el concepto de festival, no sólo en grandes ciudades, tipo Madrid o Barcelona, sino también en lugares más cercanos, tipo Bilbao o San Sebastián. Creímos que Pamplona no se podía quedar atrás en esto y decidimos plantear a las instituciones la bondad y la idoneidad de un escenario como el que tenemos. La gente cada vez busca más valores añadidos a lo que es un concierto, quiere más contexto, intercambio de conocimientos, relación social, se hace una especie de clan en torno al festival… Además en un festival se pueden ver diez, quince o veinte grupos de golpe, y ese es su mayor consumo de música en directo al año. Hay quien ve dos, tres o cuatro festivales al año y con eso da por satisfechas sus ansias de consumo musical en directo.

P.- Una de las cosas que hacen del Tres Sesenta un festival especial es el lugar en el que se celebra, la Ciudadela.

R.- Sí, efectivamente. La Ciudadela es un sitio maravilloso, espectacular. El mejor jardín de Pamplona. Un recinto amurallado, verde, con árboles que ahora mismo están exultantes, en el mismo centro de Pamplona, con todos los servicios de una gran ciudad a pie de escenario…

360P.- Desde su primera edición el Tres Sesenta se ha posicionado muy claramente: grupos nacionales del más alto nivel, sin descuidar la escena local, que siempre ha tenido su espacio.

R.- Sí, nunca quisimos hacer un festival tipo el BBK Live, por ejemplo, con grandes nombres guiris. Desde el principio tuvimos claro que queríamos hacer un festival de calidad, un festival buqué con lo mejor de la nueva música, grupos emergentes de esa tan cacareada etiqueta indie, aunque quizás ese concepto ya esté un poco desgastado. Con algún artista relevante, y por supuesto dando mucho juego a las bandas locales, con las que siempre hemos mantenido un compromiso; nos parece que este tipo de escenarios son extraordinarios para que se proyecten. Este año sí que nos hemos abierto un poquito a artistas más mayoritarios como Amaral y Calamaro, o incluso Vetusta Morla, que ya es un grupo muy relevante. Esto se ha notado, porque hemos incorporado a un público nuevo, que es el de Amaral y Calamaro, y se ha reflejado en las ventas, porque casi hemos multiplicado por dos las cifras de años anteriores, así que este año estaremos hasta la mismísima bandera. Pero el denominador común debe ser siempre la calidad. El artista puede ser mayoritario, pero no puede ser cualquier cosa. Amaral o Calamaro son mayoritarios, pero están muy bien, siempre han mantenido un estilo, un carácter, una personalidad. Nunca han sido artistas manipulables por el show business o la mercadotecnia de la industria.

P.- El Festival Tres Sesenta ya nació en medio de la crisis económica, y os ha pillado en medio la subida del IVA. La respuesta del público siempre ha sido buena, y me dices que este año incluso mejor que en años anteriores, ¿no?

R.- Sí, mucho mejor. Toda la industria de la cultura, no sólo nosotros, estamos soportando este IVA asesino del 21 %, que si las cosas ya estaban difíciles ahora ya no salen los números de ninguna manera. Es un disparate. Hay muchos artistas que antes siempre iban a caché y ahora se la tienen que jugar ellos, en la carretera, a lo que saquen de entradas, y se están dando cuenta de que el 21 % les está matando. Nosotros estamos satisfechos porque hemos duplicado respecto al año anterior. Lo piensas y es que está muy bien, porque por 45 € que cuesta al abono para los tres días puedes ver a Amaral, Vetusta, Andrés Calamaro, Los Coronas, Zoé, Izal… En total catorce grupos. Y todo por 45 €, que es lo que en otras circunstancias te cuesta un concierto de un único artista. Tengo además dos maravillosos socios con los que siempre he ido de la mano, que son Kin de Esmerarte y Iñigo Argomániz de Get In, y ahí estamos, peleando.

P.- Antes me has dicho que las instituciones públicas estás colaborando también, ¿no?

R.- Sí, se están portando. El festival se celebra en la Ciudadela, que es un recinto público y nos permiten hacerlo ahí. También se mojan y asumen algún gasto de producción, tanto el Ayuntamiento de Pamplona como el Gobierno de Navarra.

P.- Bueno, es que supongo que un festival como éste tendrá un impacto positivo en una la ciudad. ¿Se producen sinergias con otros sectores?

R.- Sí, desde luego. Fíjate, con la ayuda del Gobierno de Navarra, con Turismo, y pensando en la gente que viene de fuera de Navarra hemos sacado un paquete de 105 € que incluye el abono de los tres días del festival, alojamiento (tres noches en el hotel “Bed 4 you”, incluyendo desayuno), tarjeta de transporte urbano para moverte por la ciudad, y además tienen un 35 % de descuento en el billete de tren. Todo eso por 105 €. También tenemos el Navarra Gourmet, en el que maridamos música y gastronomía: tres de los mejores chefs de Navarra estarán haciendo pinchos, y dentro del recinto habrá una gran jaima en la que estarán ellos elaborando sus pinchos. Esa propuesta gastronómica se suma al festival. También en la calle tenemos complicidad con una serie de establecimientos hosteleros que van a sacar una línea de pinchos “Tres Sesenta”, los asistentes tendrán precios especiales en esos establecimientos… También hemos metido algo de programación en la ciudad, en la calle. Son muchas cosas.

P.- Para que la gente se haga una idea de todo el trabajo que requiere organizar un festival como éste: ¿cuándo empezasteis a trabajar en la edición de 2014?

R.- Empezamos en septiembre de 2013. Prácticamente cuando termina una edición comenzamos a trabajar en la siguiente. Además, como el Festival Tres Sesenta ya tiene un peso específico, hay cantidad de artistas que de cara al año siguiente contemplan esa cita y nos llaman para proponerse. Artistas grandes, menos grandes y pequeños, de todos los tipos. Y a partir de ahí vamos viendo la evolución musical, los nuevos lanzamientos… Como ya tenemos un perfil de público bastante bien definido, ya sabemos nuestro horizonte de inquietudes y gustos. Vemos las novedades, lo que ya ha estado, lo que todavía no… Pero sí, es mucho tiempo y mucho trabajo. A partir de septiembre u octubre ya empezamos a buscar al menos los cabezas de cartel.

P.- Si tuvieses que resumir las virtudes del Tres Sesenta en una sola frase, ¿cuál sería?

R.- Calidad. Calidad de servicio, calidad de atención, comodidad… Yo diría que es el festival con más buqué de España. El más cuidado, el mejor diseño de festival, en tamaño y todo, porque no queremos pasarnos, nunca queremos pasarnos de cinco mil asistentes, porque el recinto da un juego perfecto para esa cifra. Calidad, calidad y calidad. Un festival bombonera.

P.- ¿Y sus debilidades? ¿Qué te quita el sueño?

R.- El tiempo, eso es lo único que me quita el sueño. El recinto es paradisíaco, yo creo que la Ciudadela es uno de los principales artistas del festival, pero tiene ese riesgo. Porque aunque tenemos todos los seguros y todas las precauciones, es una lástima que la lluvia o el frío lo desluzcan.

P.- A ese respecto te diré que hace cuatro años, en un concierto de Vetusta Morla también en la Ciudadela cayó una tormenta impresionante que duró toda la actuación, y allí no se movió nadie. Fue una cosa épica.

R.- Sí, fue un concierto a recordar precisamente por eso. Aquel día no hizo frío y la gente aguantó, pero es cierto que llovió a mares. ¡Cabalgando sobre el agua!

P.- Para terminar. ¿Cuál es tu sueño respecto al Festival Tres Sesenta? ¿Qué te gustaría poder decir de él dentro de diez años?

R.- Me gustaría que se consolidase como lo que es, un festival de calidad. Pero calidad no sólo en el cartel, que eso siempre lo va a tener, sino también por el grado de confort, etcétera. Que sea muy reconocido a nivel internacional, porque queremos potenciarlo más allá de nuestras fronteras. De hecho cada vez hay más gente de Francia que viene. Eso es lo que más me gustaría. En cuanto a artistas que me gustaría traer, te diría locuras: Tom Petty, Van Morrison, Momford & Sons… Eso te lo digo casi en broma, porque como te he dicho estamos limitados por el aforo. Todos los socios del festival tenemos claro que no queremos pasarnos de las cinco mil personas por día, y que haya un grado de confort, calidad, diseño y bienestar absolutamente alto, cosa que en otros festivales que se celebran en un monte, en un aeropuerto o en un descampado nunca se puede encontrar.

happy wheels

indistanea

junio 3rd, 2014

No Comments

Comments are closed.