ENTREVISTAS

Entrevista a ÁLVARO URQUIJO (Los Secretos)

Entrevista a ÁLVARO URQUIJO (Los Secretos)

Siempre están en la carretera, así que no es extraño que vuelvan a Pamplona (Sábado 27, Sala Marengo). Además, cualquier ocasión es buena para disfrutar de un concierto de Los Secretos. En esta ocasión nos visitan con motivo de su gira Déjame estar a tu lado, que les llevará por salas de aforo reducido. Dicen que es en las distancias cortas donde las buenas canciones se la juegan, y ahí Los Secretos no tienen rival.

Por Javier Escorzo

P.- Hace ya dos años que salió “En este mundo raro”, pero en este tiempo parece que el mundo no ha mejorado mucho y este sigue siendo un lugar bastante extraño.

R.- Sí, desgraciadamente es así. La capacidad de cambiar el mundo está en la gente, pero estamos todos un poco paraditos y este sigue siendo un mundo bastante raro.

P.- Me gustó la historia del título, de cómo intentabas contestar a las preguntas que te hacía tu hija pequeña…

R.- Sí, por la edad que ella tenía coincidió que sus amigas iban a hacer la primera comunión y bueno, yo no soy muy creyente, pero ella me preguntaba cosas y claro… En realidad cualquier niño te puede preguntar cosas sobre el hambre en África o cosas que ponen en el telediario, que casi debería estar clasificado para adultos, y no sabes qué contestar, hay ciertas cosas que no tienen respuesta.

P.- Ya hicisteis la gira de presentación de “En este mundo raro”, de hecho pasasteis por el Teatro Gayarre de Pamplona, pero ahora volvéis con una nueva gira a la que habéis llamado “Déjame estar a tu lado”.

R.- Sí, primero hicimos los conciertos de presentación por teatros. Luego hicimos una gira acústica en la que íbamos los cinco con instrumentos acústicos, piano de cola, cajón… Y ahora se nos ha presentado la oportunidad de hacer, junto con una marca de cerveza con la que ya colaboramos en 2005, una gira de garitos, cosa que me parece genial, porque ahí es donde hemos empezado todos y ahí es donde la música tiene que volver a afianzarse. Hemos cambiado el show, hemos preparado un repertorio más eléctrico, más cañerito, con toda la energía que tienen este tipo de locales. Era una idea que nos seducía. Cambiar de registro es una buena manera de refrescarte y de que te apetezca seguir haciendo cosas.

P.- Una de las premisas de la gira es tocar en salas de aforo más reducido de lo que en vosotros habitual.

R.- Exactamente. Hemos buscado la cercanía con la gente, el contacto directo. De todas formas actualmente los aforos grandes están cuestionados. Conozco a muchos artistas que normalmente en Madrid hubiesen ido a un Palacio de los Deportes, que caben diecisiete mil personas, y ahora optan por hacer dos salas de dos mil y pico. Ese el problema al que nos estamos enfrentando todos. La verdad que esta gira es más por seguir tocando que por la cuestión empresarial. Nos gusta tener un contacto muy directo con el público. Incluso después del concierto, cuando hablas con la gente… eso está muy bien, hay que dedicar tiempo a tu gente.

P.- La gira está patrocinada por una marca de cerveza (Mahou). ¿Hay que buscar este tipo de apoyos en tiempos de crisis?

R.- Sí, y a las pruebas me remito. Esta gira no la hubiésemos hecho sin su ayuda, aunque tampoco pienses que ellos nos cubren las espaldas. Nos dan una cobertura promocional porque tienen más acceso a los medios que nosotros, pero los que arriesgamos somos nosotros, porque si tocamos en una ciudad y no va la gente no funciona la historia, precisamente porque son aforos pequeños y cuentas con llenar para pagar los sueldos a la gente, los equipos… Ellos nos esponsorizan en cuanto a la comunicación, nos dan su apoyo, pero la gira la hacemos nosotros, hemos elegido los sitios nosotros y el riesgo lo corremos nosotros. Nosotros nos reunimos cada cierto tiempo y decidimos lo que queremos hacer, que siempre es tocar, esa es nuestra forma de vida y mucha gente depende de ello, somos unos trabajadores de la música. Este es nuestro oficio, y nos hacemos mejores tocando. Un grupo siempre tiene que estar tocando, no hay que buscar motivos expresos. Si miras las giras de Tom Petty and The Heartbreakers, o de Jackson Browne, o de John Mayer o de cualquiera, no verás ni un solo hueco en su agenda, siempre están de gira por Europa, por Asia o por donde sea, pero están constantemente tocando, y esa es también nuestra manera de hacer las cosas. Lo verdaderamente difícil para nosotros es elegir los repertorios, porque elegir veinticinco canciones entre todas las que tenemos siempre es difícil.

Álvaro Urquijo (Los Secretos) - Foto: Javier Escorzo

Álvaro Urquijo (Los Secretos) – Foto: Javier Escorzo

P.- Has dicho que ahora no están funcionando los grandes aforos, y fíjate que cuando empezó el tema de las descargas de Internet se decía que la gente se gastaba el dinero en conciertos en vez de en discos, pero creo que ahora también se han resentido mucho los directos, ¿no?

R.- Tenlo por seguro. De hecho no solo en la música, sino en toda la hostelería en general las están pasando canutas. La gente no tiene dinero y no va a conciertos. En 2008, arriesgándonos muchísimo conseguimos llenar la Plaza de las Ventas de Madrid con veintidós mil personas. Sólo un año después llenamos el Palacio de los Deportes con diecisiete mil, y de pronto llegó el acabóse; a todo el mundo le entró miedo, todo el mundo se echó para atrás y así hemos llegado a la situación en la que nos encontramos. Encima los gobernantes piensan que somos unos privilegiados a los que se les puede sacudir con un IVA que pasa del 4 % al 21 %. Eso lo traduces en taquilla y supone la ruina de muchas empresas.

P.- Y qué salida le ves a todo esto, porque la venta de discos no parece que vaya a repuntar mientras existan las descargas gratuitas, que de cara al consumidor están muy bien, pero de momento no se ha encontrado la forma de que eso sea también beneficioso para el músico, ¿no?

R.- Se suele decir que siempre la legislación va por detrás de la tecnología. Se ha inventado Internet, pero no se ha legislado Internet. Tú en casa tienes una tubería para agua, cables para electricidad… Todo eso lleva dentro algo por lo que pagas. Internet es algo parecido, es como un nuevo grifo que han puesto en las casa y parece que todo lo que va por ese cable es gratis. La gente se ha acostumbrado demasiado a no pagar por ciertas cosas. Está claro que en un futuro todo va a pasar por la red y que los soportes físicos van a tender a desaparecer. Por ejemplo en Estados Unidos, que es un poco la referencia, se siguen vendiendo vinilos y CD, no han permitido que la piratería fuese tan salvaje, y las ventas legales on line han crecido un 7 %. Lo ideal sería que se estabilizara todo en un punto de legalidad y la gente pueda tener una buena copia, en buena calidad, y por un precio adecuado. Spotify, iTunes y ese tipo de páginas están empezando, a través de la publicidad y el cobro directo, a revertir al sistema que está en la ruina. Esto no es un negocio, sino un tejido cultural que afecta a generaciones, y aquí se ha cometido un abandono de lo que es la cultura en un país. Con la crisis los políticos recortan, pero no se dan cuenta de que los recortes conllevan pérdidas millonarias, ruina y mal servicio para la gente, como ha pasado con la sanidad y con todo. En el caso de la música han gravado con más impuestos algo que ya se estaba hundiendo. Hasta hace poco la cultura era un porcentaje significativo del PIB, y ahora pretenden que subsistamos arriesgando nuestro dinero, que así ha sido, y que nos busquemos la vida. Ayuda ninguna, pero eso sí, tienes que pagar tus impuestos religiosamente.

P.- Volviendo a Los Secretos, llama la atención el equilibrio que alcanzáis entre el pasado tan histórico que tenéis con esas canciones que todos conocemos, y el hecho de que sigáis ofreciendo cosas nuevas. ¿Cuesta que esa historia que lleváis detrás no se convierta en una losa?

R.- No, nunca va a ser una losa. Son canciones, y las canciones cobran vida cuando la gente las escucha, no las tenemos ahí como si fueran una inversión. Se generan, se fabrican en el aire y de ahí salen para entrar en la vida de alguien. Hemos aprendido a convivir con eso porque es parte de nuestro equipaje. Tener un pasado te da oportunidades, como aprender a tocar; haces conciertos y vas mejorando, vas perfeccionando tu estilo, vas componiendo mejor… te da la oportunidad de practicar mucho sobre lo tuyo. Hemos seguido trabajando con una tarjeta de visita que es el montón de canciones que ya habíamos hecho, pero no por eso se nos olvida lo que somos. Tenemos que seguir haciendo discos y conciertos, intentando entretener a la gente con nuevas cosas, intentando añadir calidad a nuestra propuesta. Nosotros estamos muy delimitados a España, no tenemos América, como tienen otros, y no sé por qué, pero no teniendo esa salida a otros mercados, así que tenemos que diversificarnos y dar lo mejor de nosotros mismos. Esa capacidad de diversificarnos y de adaptarnos para encajar en cada hueco es lo que nos ha dado capacidad de subsistencia y de aguantar en el tiempo.

P.- Dentro de esas novedades de las que hablamos están los discos nuevos, las colaboraciones con orquestas y, especialmente, una gira que hicisteis hace unos años y que me pareció fantástica, la gira “Cara B”, en la que interpretabais temas menos conocidos de vuestro repertorio, versiones… ¿Pensáis volver a hacer algo similar en el futuro?

R.- Nos encantaría, sobre todo por cumplir con los seguidores más conocedores de nuestra música, los que no se conforman con las canciones abanderadas de nuestra historia musical. Creo que volveremos a hacerlo, tenemos repertorio de sobra y tuvo mucho éxito. Pero a día de hoy no se puede hacer porque es un formato para poca gente, y si ya estamos reduciendo gastos para poder ser asequibles con aforos de trescientas personas, con una gira como esa necesitas por lo menos diez fechas para que te compense montarla, prepararla, ensayarla y arriesgarte a que te compense salir de tu ciudad. Pero sí, en cuanto se pueda lo retomaremos, quizás periódicamente, o incluso tal vez hagamos algo con versiones de otros grupos. Se nos da muy bien hacer covers, adaptar canciones al castellano y grabarlas, y esa es una idea que también anda por ahí.

P.- Para terminar, Álvaro: aparte de esta gira “Dejame estar a tu lado”, que en principio son catorce conciertos, ¿cuáles son vuestros próximos planes? ¿Hay nuevo disco ya a la vista?

R.- Los planes son seguir tocando este verano donde podamos, y mientras tanto vamos componiendo, probando canciones nuevas que posiblemente irán en un disco para el año que viene. O a lo mejor es un disco de versiones. No lo sé. Lo que sí te puedo asegurar es que no va a ser un recopilatorio, que nuestra discográfica ya ha sacado montones.

happy wheels

indistanea

abril 25th, 2013

No Comments

Comments are closed.